Tú, eres el que me provoca risas sin motivos,

Tú, eres a quien van dirigidos mis latidos,

Tú, eres como las maravillas del mundo sin descubrir

existen, pero pocos tienen el privilegio de conocerlos.

 

Tú, eres a quien van dirigidos cada uno de mis poemas,

Y mis momentos de suspiros,

Tú habitas en mí, como habitan las estrellas en el universo,

Tú, te convertiste en mi paraíso, en mi aire, en mi agua, en mi océano.

 

Tú iluminas mi vida, mi camino, mis pasos,

guías cada uno de mis sentidos,

Tú alumbras cada resquicio vacío de mi alma,

Como nadie logró hacerlo.

 

Antes en mí, existían huecos,

Ahora llegaste tú y todos los sitios están ocupados,

Por este amor tan inmenso, extenso y bello como el cielo.

 

Tú, eres a quien he elegido para compartir mi vida,

Para intercambiar ideas.

Tú, eres en quien pienso en cada instante,

Despierta o durmiendo, te sueño entre sueños,

O con los ojos abiertos.

 

Tú, vives en mí, como yo misma lo hago,

Porque tanto mi amor ha aumentado,

Que de grande supera al mundo entero.

Y yo ahora solo espero, lo que sientas tú,

 

Sea puro y sincero,

compartirlo y atesorarlo,

como nuestra más grande reliquia

porque eso eres para mi,

mi camino al Edén ¡toda mi vida!

 

Lo escribí, algún día del año 2.004…

Editado el 26 – 08 – 2.015

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s