Existen personas que llegan a tu vida dejando huellas imborrables… personas que te enseñaron que hay gente maravillosa en el mundo, personas que le dan a los momentos matices diferentes.
Fuiste el ‘papá Gerardo de Amilcar’ el instructor de Chiqui en los jueguitos electrónicos, el único que me hizo el aguante con mi violín y el único cuñado que nos cuidaba desinteresadamente, el que nos dedicaba horas en sus tardes, el que nos enseñó juegos para no aburrirnos en los viajes, el que nos enseñó ajedrez, quien nos vio crecer… el que acompañaba nuestros encuentros familiares con su guitarra y melódica voz ¡Hay tanto que decir de una persona que nos dió tanto! Si hay algo que recalco mil y un veces es que no guardamos ningún recuerdo desagradable…. todos fueron especiales. 
Te extrañamos Gerard.

En nuestros corazones, Siempre.

4 – 07 – 2.013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s