Nadie nos advirtió

que extrañar es el costo que tienen

los buenos momentos.

Mario Benedetti

 

Conocerte fue un placer,

verte un delirio,

tenerte un deseo cumplido,

dejarte ir, mi sentencia,

mi mundo perdido.

 

Pensarte se volvió insoportable cariño,

es difícil aguantar el peso de extrañarte

sin que me extrañes…

 

Porque nunca sabrás

cuántas noches de insomnio provocaste,

cuando el teléfono sonaba

y no eras tú.

 

Y nunca sabrás

las palabras que olvidaste,

el recuerdo que dejaste

en un alma

que sigue aferrada a ti.

 

Porque ya nunca sabrás

cómo encajaste en un corazón

que solo palpitaba por ti.

Cómo me dabas aire

cuando en simultáneo

me dejabas sin aliento.

 

Y ya nunca sabrás

cómo mi cabeza quiere olvidarte

y los versos que crea le recuerdan

que aún estás aquí.

Anuncios

2 comentarios en “Nunca Sabrás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s