Taylor Swift es un nombre que escuchamos a menudo en estos últimos años. Sinónimo de premios por doquier, anteriormente ligada fuertemente a la música country. Recuerdo en sus inicios, haber leído su extensa biografía y quedar admirada ante tantos logros obtenidos a corta edad. Una cantante que escribe la totalidad de sus canciones sin ayuda de otras personas, genial, en una época en que tantas canciones escritas por autores maravillosos van a parar al álbum de otro artista, porque muchas de las canciones que escuchamos de grandes cantantes son inspiración de otros compositores muchas veces mejores que de los que las interpetan.

 En fin, maravillada por ese extenso curriculum de Taylor, investigué sobre sus canciones más conocidas y pues, en aquel entonces, no me deslumbraron. Craso error mio, fijarme meramente en los singles promocionales y no investigar sobre la totalidad del álbum.

 Fue el año 2.014, en el que salía a la luz su galardonado álbum 1.989, título que se le ha otorgado por ser el año de nacimiento de la artista, quien en palabras propias había declarado que lo llamó de esa manera porque para ella significaba un renacimiento, la transición musical de la artista del Country con la que había ganado fama y reconocimiento al Pop. El pop, este género para muchos  es una zoncera musical, carente de valor e interpretación, meramente con fines comerciales. Me alegra que personas como Taylor hallan revindicado esa idea.

 Si algo me impedía seguir a Taylor Swift como una fan, era la idea que la prensa sensacionalista vendía de ella. Una mujer adicta a las citas que constantemente acaba abandonada y lastimada sin la capacidad de retener al chico de su interés sentimental por más de tres meses. Lo cierto es que, Taylor Swift, al hablar de cada uno de sus álbumes, no solamente habla de las letras con total propiedad sino que describe detalladamente el proceso de creación de cada una de las canciones, desde la lírica hasta la composición musical y vaya que lo hace bien.

 Viendo algunos de sus documentales y entrevistas fui comprendiendo esa idea que la prensaba armaba de ella y que me estaba impidiendo disfrutar del verdadero arte de Taylor Swift. Creía que era una persona que se aprovechaba de sus experiencias personales para venderlas. Error de apreciación mia. Taylor Swift es una persona capaz de identificar, procesar y convertir cada una de sus emociones y vivencias en perfectas obras de arte, porque quién mas se puede jactar de hacer una perfecta sátira de su vida como la que hizo con Blank Space. Out of the Woods y Clean, son perfectos viajes a tantos sentimientos, desde la ansiedad hasta sentirse completamente relajada y feliz.

 Taylor Swift, me ha enseñado que una persona no es el resultado de sus errores sino lo que aprende de ellos, aún teniendo a todo el mundo (y en su caso no es literal) creandose ideas equivocadas sobre uno mismo, eso no es excusa para seguir creciendo y triunfar. Ella ha sabido utilizar cada defecto que pudiesen haberle encontrado, cada ofensa la convirtió en virtud, en la cualidad que tiene de expresar sus ideas de la manera más correcta, de agregarle melodía y crear lo que sabe hacer: Arte.

 En una reciente entrega de premios en la que nuevamente ha salido victoriosa en las categorías principales en la que ha estado nominada, agradeció a todos y menciono esto que me quedó muy grabado: Sé que mi madre, mi padre y mi hermano me están viendo, y uno de los recuerdos más vívidos de mi infancia es el de mis padres diciéndome que yo era única, especial, que podría hacer lo que desease en la vida. Así que, papás, decidles a diario a vuestros hijos lo especiales que son, para que puedan hacer lo que quieran con su vida.

 Gracias Taylor, por no ser egoísta y compartir anécdotas de tu vida que hicieron peldaño a peldaño convertirte en la gran artista de categoría mundial que eres hoy. Quizás mucho de nosotros tengamos a pequeños artistas en nuestras casas, o personas que podrán desempeñarse de manera éxitosa en el ramo que decidan, y que depende de nosotros, recordarles día a día, todo lo que son capaces de lograr.

 Conste que antes Taylor no me gustaba y hoy ha conseguido que me sea imposible contenerme a tanto talento.

  • He elegido una foto de lo más casual de Taylor, porque creo que eso es lo que ella trasmite con sus letras, que a pesar de que podamos tener diferentes estilos y niveles de vida, todos somos HUMANOS que podemos sentir lo mismo independiente de la calidad de vida que podamos tener.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s