Pequeño trozo de una gran parte de mi Historia

Descubrir la vida, mientras escribo

Todo había sido planeado ese domingo 30 de noviembre, aunque esperando, que nuestras dudas y sospechas, solo sean una quimera, una falsa alarma, y no que mi cuerpo esté en verdad experimentando cambios nunca antes ocurridos en él.

Guardé esa pequeña gran prueba que descifraría nuestras interrogantes e inquietudes más profundas, no sentidas con anterioridad…. Lo guardé tal cual guarda un niño sus juguetes más apreciados. ¡Para que nadie los encuentre y  esté segura!

Quedamos en despertarnos a las 7:00 AM, yo, para hacer el procedimiento de verificación por llamarlo de una forma, y el, esperando mi señal, para llamarme y saber el resultado. Es en esa hora cuando aún en la casa se anida el sueño dentro de las habitaciones, por lo que nadie, percibiría mis movimientos. Así fue que al día siguiente, me desperté, y de la manera más sigilosa y tímida, bajé las escaleras con un corazón…

Ver la entrada original 1.410 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s