Punto Final

Punto Final

    Las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero la vida continúa.

Yo antes de ti

Jojo Moyes.

 

  Mi terrible incapacidad de ocultar mis sentimientos, de tragármelo y no demostrar nada, eso, me tuvo de vuelta perdida en él.

  ¿Qué hubiese ganado con ocultarlo? Simplemente ser un alma vacía ¿fingiendo ser una amiga? Y es cierto, es lo que quería al principio y no tenía la intención de adentrarme de vuelta en su corazón. Pero despertó viejos sentimientos al hablarme de nuestras circunstancias pasadas, me dijo palabras demasiado frágiles a mi corazón y él, no pudo contenerse, no pudo rechazarlo, no pudo decirle No. Naufragó en lo más profundo de su alma y sin darse cuenta cada día despertaba más enamorada de él.

  Ay corazón, que terco eres, te dejas llevar por esa adrenalina que desencadena escucharlo, esas endorfinas produciéndose a mil por hora sólo por el placer de amarlo. Y nuevamente no nos importaron nuestras viejas heridas. Ya no habían cicatrices. Habían sanado pero nos olvidamos la lección.

  Ay corazón, ven, vamos, charlemos… ¿cuál es nuestra obsesión? Ya sé, ya sé que me dirás, el es esa melodía inventándose en la cabeza. Y me dirás que la cabeza también estuvo de acuerdo y si, también lo estuvo, también se adentró, también volvió a sentirse vivo y ahora también como nosotros sabes que murió.

  No nos gusta admitir nada de esto. Que estamos tristes pero decimos estar bien, que lo extrañamos con locura pero sabemos que el sin nosotros está bien.

  Ey alma. Te escucho desde lo más profundo. Ven, háblanos también. Me dices que también lo extrañas, que aún recuerdas su perfume, que su tacto es de algodones y te hubiese gustado dormir en él, sin la necesidad de despertar. Lo sé corazón, lo sé cabeza, lo sé alma. Nos enamoramos, buceamos y dejamos nuestro ancla en él, sabiendo que no nos necesitaba, sabiendo él que sin nosotros estaba bien.

  Días escuchando esas frases que te envuelven y te invitan a conocer el paraíso y una noche, una noche fría, un simple: No quiero que te ilusiones, y sólo nosotros sabemos en cuantas partes nos rompimos. Un cuadro de Frida se pinta en nuestro cerebro, uno de esos cuadros en los que se retratan esas tristezas que solo se pueden conocer cuando se conoce este tipo de quiebres. Nos partimos en pedazos, nuevos pedazos y sabíamos que a pesar de haber dicho que esto no acabaría con nada, supimos que esto era el principio del fin que temíamos pero que llegó tan pronto.

  Alma, cabeza, corazón, este es un concilio entre nosotros cuatro, déjenme decirles que ya no me quedan partes intactas de él, todo está roto, gris, pero lleno de él.

 Ayúdenme a reunir esos pedazos. Recuerden que ustedes también estuvieron involucrados, todos lo volvimos a integrar a nuestra vida.

  Lo recibimos sin dudarlo. Lo amamos con fuerza y aquí estamos pagando el costo de dar sin escatimarlo, ¿no debería acaso el amor compensarlo? y ahí nace la respuesta a todo, la única verdad: Sólo nosotros amamos. Quizás el encontró una manera de pasar el tiempo y sentirse amado, mientras nosotros nos enamorábamos.

  Ay cabeza, ayúdame a olvidarlo.

  Corazón, ayúdame a superarlo.

  Alma, ayúdame a neutralizarlo. Que su recuerdo ya no tenga ese efecto de imán que me lleva a el.

  Ayudénme a reencontrame.

  Desintoxicarme una vez más.

  A tener el valor de poder decirle Adiós y sentir que al fin dejamos de estirar la cuerda que todo el tiempo lo hicimos solos.

  Y vos. Si, vos, la que escribe… Quizás es hora de encontrarle a esto, un punto final.

10 – Marzo – 2.017

fondo-blanco-beaocach

Ella lo perdió a el, pero se encontró a sí misma, y de alguna manera, eso lo era todo.

Taylor Swift.

Nothing

Nothing

Te Quiero Mucho

y ese es el problema

Bea Ocach

Amarte es sentir

un constante peligro,

es sentirse en el cielo

pero con el miedo

de caer sin previo aviso.

 

Es amar todo, todo de ti

por el simple hecho de amarte

sin buscar ideales,

o historias fantasiosas

que deseé realizarlas.

 

Pero en un momento

me detengo y pienso

¿estamos en la misma frecuencia?

¿son estas mismas ganas

de amarte mías las que también

invaden tu corazón?

 

Y así es cuando siento

que de tercera debo

bajar a primera

o simplemente detenerme

y no buscar dirección.

 

Porque cuando libero

mis emociones

conduzco sin ver los obstáculos

y siento que siempre pierdo

en el que a veces me siento

en una eterna carrera

por llegar al puesto número 1

de tu corazón.

 

Y me envuelvo en la intriga

de cómo puedes tener todo de mi

mientras yo vivo esperando

tanto de ti.

 

Simplemente somos amigos

y me duele recordarlo,

nuestras reglas autoimpuestas

para prevenir nuestros corazones

o más bien, solo el mio,

no funcionaron.

 

Y me pregunto

¿cuánto tiempo estaremos así?

y si me gusta mantener la incógnita

porque sé y me queda claro

que nunca tendré algo más de ti.

 

Y duele

quererte tanto solo para esto,

me encantaría quererte

solo como tú lo haces,

sin arriesgarse, sin adelantarse,

sin tomar las curvas complicadas

y siguiendo siempre un mismo trayecto,

sin la intención de conocer un nuevo camino.

 

Porque yo tengo una manera

profunda, grande y hermosa de quererte

de una manera

que tú nunca aprenderás a quererme.

fondo-blanco-beaocach

La Vida

La vida es un constante ensayo

un guión en blanco

en el que se vislumbran acciones

más que palabras

en el que se trascriben lecciones

más que situaciones.

 

La vida es un plan sin dirección

una dirección sin un plan,

todos apuntamos a ser felices

y la felicidad se esconde

para que podamos encontrarla.

 

La vida es un caos en perfecto orden,

una amalgama de infinitos sabores

en el que a veces creamos

nuestro propio precipicio,

inventamos nuestro paracaídas

o aprendemos como saltar.

 

Solo cuando calmó la tormenta

comprendimos porqué estuvo ahí,

nos permite avanzar con más seguridad

en el largo trayecto

que no tiene escrito su final.

Bea Ocach Insignia

Un día cualquiera pero de sorpresas inesperadas

Un día cualquiera pero de sorpresas inesperadas

Un lunes 1 de diciembre del 2.008, una cinta blanca y dos rayas rojas definían lo que sería mi vida desde ese momento en adelante. Pude sentir infinidades de cosas, desde reclamos a mi misma,  interminables cuestionamientos de todos, en cuestión de segundos me sumergí a un abanico de ideas que giraban sin darme respuesta alguna. Asi que empecé por lo primero, uno, dejar de cuestionarme por algo que a pesar de que en ese momento no sabía cómo afrontarlo,  a su vez, sabía que era un regalo. Dos, dejar de pensar en que pensarían todos a mi alrededor cuando a la única que afectaba o por lo menos de forma directa, era a mi.

Dicen que son las decisiones los que nos definen, yo ya tenía mi decisión tomada, el tema era, cómo afrontarla. Mi inmadurez no me ayudaba, y si consultaba con mi cabeza solo me daba más interrogantes. Todo esto fue en un lapso de 5 minutos… lo demás está en la historia de abajo….

 

https://ocach709.wordpress.com/2015/04/28/una-sospecha-comprobada/

 


 

Leerlo después de terminar la lectura que está en el link de arriba…

 

  Las decisiones que damos nos marcan la vida, eso es categórico. Yo empecé esta historia que es mía en el 2.009, hace siete años, pero nunca pude terminarla. En el momento en el que empecé a escribir me inundaban las emociones y me costaba definirlas. Hay algunas páginas previas y posteriores a Una Sospecha Comprobada, pero que no las llegué a publicar.

  Uno de mis sueños es poder publicar alguna vez un libro que esté dividido en 8 capítulos (porque fueron los meses que duró mi embarazo) en el que pueda detallar cada una de mis vivencias. El nombre es Antología de Cuna, y el primer Capítulo sería ´Una Sospecha Comprobada´ pero los capítulos siguientes siguen aguardando a ser escritos, me falta tiempo y tesón para poder terminarlos.

  Gracias por acompañarme en mis aventuras leyendo cada una de mis letras! Espero que esta pasión de encontrarlos al otro lado me incentive a seguir continuando. ¡Un Abrazo!

Adiós

Adiós

Yo soy yo y tú eres tú. Yo no estoy en este mundo para llenar tus expectativas. Ni tú estás en este mundo para llenar las mías. Cuando tú y yo nos encontramos… es hermoso. Y cuando no nos encontramos, no hay nada que hacer.

Fritz Perls

Ya no son sentimientos presentes, pero si sentimientos que me invadieron alguna vez. Cuando el tiempo pasa, en algún momento, todos llegamos a sentirnos nuevamente limpios (CLEAN)

 

Adiós

Tu siempre fuiste

el de los alfajores de manteca

y yo de las hamburguesas.

 

Aunque si de cine o música se trataba

a pesar de las apreciaciones diferentes,

el mismo idioma hablábamos.

 

Quizás recuerde a medias

cientos de canciones

pero mis recuerdos son completos

cuando se tratan de ti.

 

Porque en estos días

que decidí olvidarte

me embriagué tantas veces

con café al recordarte.

 

Esa oscura bebida que antes la disfruté

en tu presencia,

hoy me estaba ayudando a alejarme de ti.

 

Porque te seguía queriendo en mis días

extrañándote en los terribles espacios

de ausencia en las noches,

y para completar mi masoquismo

te veía en sueños no contemplados

en mi realidad.

 

¿Puedo olvidar tus cálidas manos?

¿Puedo olvidar que alguna vez me sostuvieron?

¿Puedo olvidar tus mejillas?

¿Puedo olvidar que te gustaba el efecto

ámbar de mis ojos al sol?

 

Quizás debo recordar los momentos lindos

que me regalaste,

para tolerar que debo aprender a soltarte.

 

Porque un día frío que decidiste dejarme

disfrazaste un ´Adiós´

con un ´hasta pronto´

y así te alejaste.

 

Y a pesar del dolor profundo

que eso causó en mis días,

no hice otra cosa

que aprisionar tu nombre en mi vida.

 

Desde que te fuiste

existieron los mensajes sin enviar,

las palabras sin decirse,

los versos que quise escribir

y no nacieron,

los capítulos que murieron

antes de dar a luz,

y los hábitos que tuve

que aprender a cambiar.

 

Mi corazón no asimilaba

que esa era la despedida

que no esperó que tendría,

pero entendió que

el amor implica consentimiento de a dos.

 

Hoy por fin

mi corazón comprendió

que yo fui la que amo,

y el,

por no querer lo suficiente,

se alejó.

 

Hoy después de mucho,

mi mente se abrió y mi corazón sonrió,

las tormentas y nubes grises

siempre regalan un arco iris al final.

 

Hoy, después de mucho,

comprendí,

que tengo suficientes

capturas felices de mi vida que atesorar;

el tiempo que diste y alguien lo rechazó

otra persona está dispuesta a pelear.

 

Hoy mi corazón sabe

que tu corazón

nunca le perteneció

y por eso es mejor decir

Adiós.

 

Hoy, siento las heridas sanadas,

las palabras superadas,

los hechos olvidados,

vuelta de página,

una vida nueva a alguien

que me dé insomnios de charlas

y sonrisas duraderas.

 

Después de unos meses,

de terribles conflictos

entre cabeza y corazón,

mi alma por fin se liberó y definió

que aunque no sean oportunas,

hay despedidas necesarias.

 

Hoy mi corazón sabe

que tu corazón nunca le perteneció

y por eso es mejor decir Adiós.

 

Noviembre 2.015

 

Adiós, es un compilado de cerca de cinco o más poemas que juntos alcanzarían como treinta páginas. Escribía para mi misma, para identificar cada una de las emociones que sentía en ese momento en que me daba cuenta que perdí a alguien, y debía aprender a sobrellevarlo. El hecho es, como dice un autor que me gusta, nadie pierde a nadie, porque nadie posee a nadie… nadie es dueño nuestro y tampoco nosotros de alguien más. Cuando los círculos se cierran hay que aprender a soltar, y a veces, es difícil distinguir eso porque estamos demasiado concentrados en las oportunidades que se cierran que en las que se nos pueden abrir, y la costumbre es un hábito del que nos cuesta prescindir.

Organizando mis archivos, encontré todos los poemas y decidí unir los versos más importantes de cada uno, que describieran los sentimientos encontrados en aquellos momentos de lucha interna.

Hoy estoy completamente sanada, por lo que ya no me causa miedo dar a luz mis momentos vulnerables, ni tampoco qué se pueda pensar, son sentimientos que me marcaron y me ayudaron, hoy me hicieron resistente y me ayudaron a distinguir, cuando quedarme y cuando alejarme.

Todo en esta vida es como paja que dispersa el viento, todo pasa