Las Vegas, no todo es descontrol.

Las Vegas, no todo es descontrol.

Jahamina de viaje

Las Vegas es conocido por todo el mundo como la ciudad del pecado y claramente tiene todas las cualidades para serlo, pero no todo en esta ciudad tiene que ver con la “perdición”. Cuando la visité pude entender que también es una ciudad para la familia y que existen una gran cantidad de actividades que se pueden realizar sin caer en las apuestas, las bebidas y el descontrol.

Conocer Las Vegas es algo que sin duda tienes que poner en tu agenda, la ciudad de las luces te sorprenderá desde que llegues hasta que te despidas de ella.

Si eres una persona que no le gusta mucho la vida nocturna y andar de juerga por ahí, te quiero aconsejar algunas actividades que puedes realizar y que te dejaran boquiabierto.

Visita los casinos:Los casinos en esta ciudad no estan hechos solamente para apostadores, el nivel de lujo y excentricidad que…

Ver la entrada original 418 palabras más

Anuncios

Punto Final

Punto Final

    Las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero la vida continúa.

Yo antes de ti

Jojo Moyes.

 

  Mi terrible incapacidad de ocultar mis sentimientos, de tragármelo y no demostrar nada, eso, me tuvo de vuelta perdida en él.

  ¿Qué hubiese ganado con ocultarlo? Simplemente ser un alma vacía ¿fingiendo ser una amiga? Y es cierto, es lo que quería al principio y no tenía la intención de adentrarme de vuelta en su corazón. Pero despertó viejos sentimientos al hablarme de nuestras circunstancias pasadas, me dijo palabras demasiado frágiles a mi corazón y él, no pudo contenerse, no pudo rechazarlo, no pudo decirle No. Naufragó en lo más profundo de su alma y sin darse cuenta cada día despertaba más enamorada de él.

  Ay corazón, que terco eres, te dejas llevar por esa adrenalina que desencadena escucharlo, esas endorfinas produciéndose a mil por hora sólo por el placer de amarlo. Y nuevamente no nos importaron nuestras viejas heridas. Ya no habían cicatrices. Habían sanado pero nos olvidamos la lección.

  Ay corazón, ven, vamos, charlemos… ¿cuál es nuestra obsesión? Ya sé, ya sé que me dirás, el es esa melodía inventándose en la cabeza. Y me dirás que la cabeza también estuvo de acuerdo y si, también lo estuvo, también se adentró, también volvió a sentirse vivo y ahora también como nosotros sabes que murió.

  No nos gusta admitir nada de esto. Que estamos tristes pero decimos estar bien, que lo extrañamos con locura pero sabemos que el sin nosotros está bien.

  Ey alma. Te escucho desde lo más profundo. Ven, háblanos también. Me dices que también lo extrañas, que aún recuerdas su perfume, que su tacto es de algodones y te hubiese gustado dormir en él, sin la necesidad de despertar. Lo sé corazón, lo sé cabeza, lo sé alma. Nos enamoramos, buceamos y dejamos nuestro ancla en él, sabiendo que no nos necesitaba, sabiendo él que sin nosotros estaba bien.

  Días escuchando esas frases que te envuelven y te invitan a conocer el paraíso y una noche, una noche fría, un simple: No quiero que te ilusiones, y sólo nosotros sabemos en cuantas partes nos rompimos. Un cuadro de Frida se pinta en nuestro cerebro, uno de esos cuadros en los que se retratan esas tristezas que solo se pueden conocer cuando se conoce este tipo de quiebres. Nos partimos en pedazos, nuevos pedazos y sabíamos que a pesar de haber dicho que esto no acabaría con nada, supimos que esto era el principio del fin que temíamos pero que llegó tan pronto.

  Alma, cabeza, corazón, este es un concilio entre nosotros cuatro, déjenme decirles que ya no me quedan partes intactas de él, todo está roto, gris, pero lleno de él.

 Ayúdenme a reunir esos pedazos. Recuerden que ustedes también estuvieron involucrados, todos lo volvimos a integrar a nuestra vida.

  Lo recibimos sin dudarlo. Lo amamos con fuerza y aquí estamos pagando el costo de dar sin escatimarlo, ¿no debería acaso el amor compensarlo? y ahí nace la respuesta a todo, la única verdad: Sólo nosotros amamos. Quizás el encontró una manera de pasar el tiempo y sentirse amado, mientras nosotros nos enamorábamos.

  Ay cabeza, ayúdame a olvidarlo.

  Corazón, ayúdame a superarlo.

  Alma, ayúdame a neutralizarlo. Que su recuerdo ya no tenga ese efecto de imán que me lleva a el.

  Ayudénme a reencontrame.

  Desintoxicarme una vez más.

  A tener el valor de poder decirle Adiós y sentir que al fin dejamos de estirar la cuerda que todo el tiempo lo hicimos solos.

  Y vos. Si, vos, la que escribe… Quizás es hora de encontrarle a esto, un punto final.

10 – Marzo – 2.017

fondo-blanco-beaocach

Ella lo perdió a el, pero se encontró a sí misma, y de alguna manera, eso lo era todo.

Taylor Swift.

Nothing

Nothing

Te Quiero Mucho

y ese es el problema

Bea Ocach

Amarte es sentir

un constante peligro,

es sentirse en el cielo

pero con el miedo

de caer sin previo aviso.

 

Es amar todo, todo de ti

por el simple hecho de amarte

sin buscar ideales,

o historias fantasiosas

que deseé realizarlas.

 

Pero en un momento

me detengo y pienso

¿estamos en la misma frecuencia?

¿son estas mismas ganas

de amarte mías las que también

invaden tu corazón?

 

Y así es cuando siento

que de tercera debo

bajar a primera

o simplemente detenerme

y no buscar dirección.

 

Porque cuando libero

mis emociones

conduzco sin ver los obstáculos

y siento que siempre pierdo

en el que a veces me siento

en una eterna carrera

por llegar al puesto número 1

de tu corazón.

 

Y me envuelvo en la intriga

de cómo puedes tener todo de mi

mientras yo vivo esperando

tanto de ti.

 

Simplemente somos amigos

y me duele recordarlo,

nuestras reglas autoimpuestas

para prevenir nuestros corazones

o más bien, solo el mio,

no funcionaron.

 

Y me pregunto

¿cuánto tiempo estaremos así?

y si me gusta mantener la incógnita

porque sé y me queda claro

que nunca tendré algo más de ti.

 

Y duele

quererte tanto solo para esto,

me encantaría quererte

solo como tú lo haces,

sin arriesgarse, sin adelantarse,

sin tomar las curvas complicadas

y siguiendo siempre un mismo trayecto,

sin la intención de conocer un nuevo camino.

 

Porque yo tengo una manera

profunda, grande y hermosa de quererte

de una manera

que tú nunca aprenderás a quererme.

fondo-blanco-beaocach

Renuncio a Ti

Renuncio a Ti

It´s not the right time

and it´ll never be the right time, will it?

it might never be the right time

and that´s the hardest part of it.

The Hardest Part. Nina Nesbit

 

Renuncio a ser parte de ti

porque asumí que nunca serás parte de mi.

 

Renuncio a ti

porque me cansé de sentirme perdedora

en esta interminable carrera por llegar a tu corazón.

 

Renuncio a ti

con una sonrisa en los labios

porque dí lo mejor de mi

y ya no me tomo personal

si no lo pudiste sentir.

 

Renuncio a ti

porque ya no me duele saber

que no soy la indicada para ti.

 

Renuncio a ti

aunque te quiera intensamente

porque si las cosas no son recíprocas

está de más insistir.

 

Renuncio a ti

porque nunca podré ser

lo que quieres y necesitas

y yo ya no puedo pretender fingir

ser alguien para ti.

 

Renuncio a ti

a tus versos, a tu voz,

a tus confidencias y  encantos,

a tus horas de café y alfajores

y a las pláticas tan nuestras

a pesar de no haber tenido un nosotros

 

Renuncio a ti

y ya no hay lágrimas

porque recojo mi maleta

con la satisfacción de haber querido

con amor, con pasión

y con la inocente equivocación

de esperar lo mismo de tu corazón.

 

Renuncio a ti

como lo diría Frida

´te despojo de mi, vamos, te amputo de mi,

ve y sé feliz´

porque cuando se ha querido

a pesar de haber compartido solo pequeños momentos,

uno se sintió pleno, feliz

y sin ánimos de reprochar reciprocidad.

 

Renuncio a ti

y a mis eternas ganas de cuidar y amar tu corazón

porque sé que habrá alguien

que sepa hacerlo mejor que yo.

fondo-blanco-beaocach

Tenía

Tenía

¿Se pueden inventar verbos?

Quiero decirte uno: Yo Te Cielo,

así mis alas se extienden enormes hasta el cielo

para amarte sin medida

Frida Kahlo

Tenía tanto por decir

pero las palabras se me esfumaron.

 

Tenía tanto en qué pensar

pero en mi cabeza

solo te inventabas tú.

 

Tenía tanto por hacer

pero me ganaron las ganas de escribir.

 

Tenía el pensamiento

de ser tan pequeña para albergarte

pero supe que el miedo me detenía

así que abrí mi corazón.

 

Tenía miles de ideas

sobre posibilidades nuevamente fallidas,

un corazón quebrado

por pagar errores no calculados,

que terminaron convirtiendo en cenizas

historias que no quise verlos culminar.

 

Tenía tantos intentos frustrados

que me acabaste demostrando

que no somos un intento

sino una realidad.

 

Tenía tantas ganas de tenerte

y descubrí que eres alguien importante

y no una posesión

así comprendí que estás,

que eres, que me quieres

y venciste a esta ansiedad

que me generaba dudas y no verdad.

 

Tenía tanto en mi vida

pero no te tenía a ti,

creí que ya había vivido todo

pero aún no conocía una vida a tu lado.

 

Tenía miedo, tuve dudas, pero te esmeraste

y supe que esto no es una locura.

 

Creí que el amor solo tocaba mi puerta

para dejarme marchita al retirarse.

 

Pero cultivaste alegría todos los días,

me diste fulgor, emoción, cariño,

me regaste con comprensión.

 

Me diste una vida, que florece a tu lado,

que me enseña todos los días

lo hermoso de un simple roce de manos.

 

Si escuchas un Te Amo

de la persona que igualmente amas

¿qué más uno espera escuchar?

 

Yo lo escuché de tus labios

lo vi en tus hechos,

lo sentí en un beso

y supe que para estar juntos

estamos hechos.

fondo-blanco-beaocach

”Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias por que vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida”

Fragmento de una carta escrita por Frida Kahlo en noviembre de 1947.

Incógnitas Desveladas

Incógnitas Desveladas

Piezas de él en pedazos de mí. Piezas de él donde no deberían estar.

Después de ti

Jojo Moyes

 

¿Somos conscientes que al tiempo desafiamos?

¿Somos conscientes de las pasiones que despertamos?

¿Somos restos de un amor quebrado?

¿o piezas que se desarmaron

y buscan nuevamente integrarse?

Me desarmo en preguntas

cuyas respuestas no fueron formuladas.

Me desarmo en tus piezas rotas

y en mis partes que se perdieron

al no hallarte a ti.

Me desarmo en tu mirada

que la tengo clavada

me desarmo en los recuerdos

que no tiene cabida

en mi papelera de reciclajes mental.

Eres la música

que creaba sus propias notas

en mi pentagrama,

la clave fue ese amor

que no pude comprender

pero que profundamente amé.

Eras, eres,

fuiste, fuimos, somos,

las piezas que nos faltaban

pero no encajaban

las piezas que hallábamos sin buscarlas,

las piezas que se nos perdieron,

que quisimos, que extrañamos, que amamos,

pero que no aprendimos a  cuidarlas.

fondo blanco BeaOcach.jpg

Cartas a ti (2)

Quise aprender a quererte

de la manera que

hubieses preferido seguir conmigo

antes que dejarme sola en mi camino.

 

¿Qué me faltó para retenerte?

¿No fui suficiente?

¿Mis versos no rimaban en tu vida?

¿No encaje en tu corazón?

 

Y me dolias

me dolias como una bala

que me dejaba herida,

me dolias como esa herida

que lleva su tiempo en ser sanada.

 

Lo tonto es que estoy segura

que si de antemano

hubiese conocido este desenlace,

igual te elegiría a ti.

 

Lo tonto es que

igual años después

sigues anclado en mi mente

y habitando en mi corazón

 

Bea Ocach Insignia