Cartas a ti (2)

Quise aprender a quererte

de la manera que

hubieses preferido seguir conmigo

antes que dejarme sola en mi camino.

 

¿Qué me faltó para retenerte?

¿No fui suficiente?

¿Mis versos no rimaban en tu vida?

¿No encaje en tu corazón?

 

Y me dolias

me dolias como una bala

que me dejaba herida,

me dolias como esa herida

que lleva su tiempo en ser sanada.

 

Lo tonto es que estoy segura

que si de antemano

hubiese conocido este desenlace,

igual te elegiría a ti.

 

Lo tonto es que

igual años después

sigues anclado en mi mente

y habitando en mi corazón

 

Bea Ocach Insignia

¿Podíamos?

Recuerdo los días

en los que solo necesitaba

verte para ser feliz.

 

Pensarte era sencillo

te anclaste en mi mente

e hiciste nidos en mi corazón.

 

Hasta que un día

mi corazón erupcionó

como una herida que ardía

y mi mente convulsiono

al no entender el desorden

que desencadenaba

el fin que no vi venir.

 

Las noches estrelladas

en las que nos miramos

iluminados con nuestra propia luz,

hoy naufragan en recuerdos

pretendiendo llegar a flote

y seguir respirando

el aire que viene de ti.

 

Pero nuestras diferencias marcaron

y se hicieron mares

en las que no aprendimos a nadar,

nuestros latidos de tambor terminaron,

las manos temblorosas y las voces

que se estremecían se nos fueron,

nos convertimos en ecos

que fueron perdiendo su temblor.

 

¿Podíamos haber llamado amor

a algo que no duró?

¿Podemos llamar amor al fuego

que quemó y se apagó?

¿Podíamos haber llamado amor

a lo que sentí cuando miraba a tus ojos

y sentía que el mundo se inventó

solo para nosotros dos?

Bea Ocach Insignia

Una sospecha comprobada

Una sospecha comprobada

Pequeño trozo de una gran parte de mi Historia

Descubrir la vida, mientras escribo

Todo había sido planeado ese domingo 30 de noviembre, aunque esperando, que nuestras dudas y sospechas, solo sean una quimera, una falsa alarma, y no que mi cuerpo esté en verdad experimentando cambios nunca antes ocurridos en él.

Guardé esa pequeña gran prueba que descifraría nuestras interrogantes e inquietudes más profundas, no sentidas con anterioridad…. Lo guardé tal cual guarda un niño sus juguetes más apreciados. ¡Para que nadie los encuentre y  esté segura!

Quedamos en despertarnos a las 7:00 AM, yo, para hacer el procedimiento de verificación por llamarlo de una forma, y el, esperando mi señal, para llamarme y saber el resultado. Es en esa hora cuando aún en la casa se anida el sueño dentro de las habitaciones, por lo que nadie, percibiría mis movimientos. Así fue que al día siguiente, me desperté, y de la manera más sigilosa y tímida, bajé las escaleras con un corazón…

Ver la entrada original 1.410 palabras más

La Vida

La vida es un constante ensayo

un guión en blanco

en el que se vislumbran acciones

más que palabras

en el que se trascriben lecciones

más que situaciones.

 

La vida es un plan sin dirección

una dirección sin un plan,

todos apuntamos a ser felices

y la felicidad se esconde

para que podamos encontrarla.

 

La vida es un caos en perfecto orden,

una amalgama de infinitos sabores

en el que a veces creamos

nuestro propio precipicio,

inventamos nuestro paracaídas

o aprendemos como saltar.

 

Solo cuando calmó la tormenta

comprendimos porqué estuvo ahí,

nos permite avanzar con más seguridad

en el largo trayecto

que no tiene escrito su final.

Bea Ocach Insignia